Estilo Mariposa


El estilo mariposa es el más reciente en competiciones, y se introdujo en los años 1930. En un programa de puesta en forma se requieren varias semanas de trabajo para poder utilizar este estilo, pero se estudia aquí para completar el breve repaso a los estilos. Si la braza recuerda a una rana y el crol y la espalda a un hombre-bote de remos, la mariposa se denominó "delfín-mariposa" los primeros años, porque los movimientos de subir y bajar recuerdan a los de un delfín.


Secuencia de Mariposa

El ritmo de la brazada es muy importante y los nadadores más experimentados tratan de dar la patada al final del impulso. El peso de la cabeza, unido al hecho de que ambos brazos se encuentran al mismo tiempo por encima del agua durante gran parte del ciclo de brazada, puede hacer que las brazadas resulten muy cansadas. Para facilitar los movimientos, se debe procurar mantener un buen ritmo y evitar mantener el peso de la cabeza mucho tiempo por encima del agua. Se puede trabajar siguiendo la regla de "la cabeza dos veces antes": la cabeza entra en el agua antes que los brazos y sale del agua también antes que los brazos.
La mejor manera de retomar el estilo mariposa es alargando toda la brazada. Se empieza sólo con el movimiento de las piernas bajo el agua y los brazos estirados hacia delante, realizando movimientos de patadas largas y cómodas, arriba y abajo. Al final se pueden añadir los brazos. Cuando se empiecen a usar los brazos, hay que evitar una rotación continua —se introduce gradualmente la brazada recobrando los brazos, manteniéndolos estirados hacia el frente antes de empujar, y añadiendo una patada extra.

Claves técnicas

Posición del cuerpo

  • Mantener la barbilla sobre la superficie al tomar aire, para limitar el movimiento vertical.
  • Rotar los hombros cuando las manos penetren en el agua.
  • Solamente asomarán los talones por fuera del agua.

Brazos

  • Levantar ligeramente los codos cuando las manos entren en el agua.
  • Asegurarse de que las manos entren en línea con los hombros y, al empujar hacia atrás, hacia el estómago, dibujar la forma de un reloj de arena.
  • Estirar las manos al meterlas en el agua.
  • Empujar llevando las manos hacia el estómago y al final hacia las caderas.

Piernas

  • Estirar las piernas al final de la patada.
  • Tratar de que la acción de las piernas coincida al principio y al final con el impulso.
  • Dejar los tobillos relajados.
  • Elevar las caderas hacia la superficie, con una fuerte patada hacia abajo.
  • Asegurarse de que sólo sobresalgan los talones.
  • Flexionar las rodillas para iniciar el empuje de los pies hacia abajo.

Problemas Frecuentes

Brazos

Problema: Los brazos golpean la superficie del agua al recobrar
Solución: tratar de girar las manos con la palma hacia fuera y luego hacia abajo cuando vayan a entrar en el agua. Si las palmas miran hacia abajo durante el recobro, los codos tienden a chocar con la superficie.
Problema: resulta difícil sacar los brazos del agua al iniciar el recobro.
Solución: bajar la cabeza un poco más mirando hacia atrás, hacia los pies, bajo el
agua. Soltar el aire con fuerza y separar rápidamente los dedos al final de la
brazada.

Respiración

Problema: se traga agua al iniciar el recobro de brazos
Solución: impulsar hacia atrás con más fuerza al final del impulso y dar una fuerte patada para que la barbilla sobresalga de la superficie.

Piernas

Problema: las piernas descienden continuamente.
Solución: tratar de mirar por debajo del cuerpo durante el impulso.

Compartir