Componentes de la Natación para la Puesta en Forma (Fitness)

Existe la tentación de creer que "fitness" es la capacidad de realizar una actividad dada a intensidad bastante alta durante un largo periodo de tiempo —como es el caso del fitness aeróbico—. De hecho, la puesta en forma consta de numerosos componentes distintos, de importancia variable dependiendo de la actividad.

Componente aeróbico


Es la capacidad que tienen el corazón, los pulmones y el sistema circulatorio de transportar oxígeno eficazmente por todo el organismo y de mantener unos niveles de actividad bajos o moderados.

  • Es crucial en la natación porque la mayor parte del entrenamiento está constituida por una actividad prolongada de nivel bajo. El nadador de fitness no se entrenará probablemente a intensidades altas y por tanto no desarrollará una capacidad anaeróbica (el sistema de energía que no utiliza oxígeno). El sistema se utilizará en niveles de entrenamiento de competición, más intensos, en los que el corazón alcanza la franja del 80-90%.

Resistencia


La resistencia se asocia con la capacidad aeróbica y podría denominarse "poder de aguante". Se refiere al periodo de tiempo máximo que el organismo (el sistema cardiorrespiratorio), un músculo o grupo de músculos pueden mantener una actividad dada.

  • La resistencia se convierte en objetivo de largas sesiones de natación continuada o de las series más largas con descansos cortos (repeticiones.

Velocidad


Es el ritmo al que un nadador puede recorrer una distancia dada.

  • La velocidad en natación suele desarrollarse mediante una combinación de distancia realizada a intensidad algo inferior a la máxima, y de número de tramos destinados a mejorar las reacciones del nadador, su potencia y su capacidad explosiva. Contrariamente a la natación de resistencia, los ejercicios de alta intensidad desarrollan la capacidad anaeróbica.

Flexibilidad


La flexibilidad se refiere a la gama de movimientos que realizan músculos y articulaciones. Al igual que el componente aeróbico, es un factor importante en la salud diaria.

  • En natación, es fundamental la capacidad corporal de realizar una gama completa de movimientos con cada una de las articulaciones. El agua es el medio perfecto para mejorar la flexibilidad porque el cuerpo flota y eso mitiga los efectos de la gravedad —lo que permite a las articulaciones elevarse y separarse, disminuyendo la compresión que se ejerce en tierra, mejorando así la movilidad—. Ahora bien, los estiramientos "en seco" contribuyen igualmente a mejorar la flexibilidad cuando se realiza un programa bien estructurado.


Fuerza


Es la capacidad que tiene un músculo o un grupo de músculos para ejercer una presión que supere una resistencia.

  • En natación, trabajar contra la resistencia del agua contribuye a mejorar la fuerza y la resistencia musculares, particularmente en los grandes músculos de la zona de los hombros que impulsan el cuerpo en el agua. El trabajo de puesta a punto fuera del agua, asociado con la natación, también mejora la fuerza.

Compartir